Nosotros

Nuestros Objetivos

Trabajamos para la excelencia

Vanguardistas permanentes, sensibles a los cambios de la sociedad, prevemos las futuras necesidades mundiales, encarando con seguridad e idoneidad y vislumbrando certeramente el futuro.

La educación marca el futuro de los pueblos. Nuestros especialistas en tecnología y excelentes comunicadores, son los encargados de orientar a los conductores del mañana.

Nuestro proyecto apunta a formar al educando con amor, orientándolo en la búsqueda del camino que lo conduzca a la libertad y a la felicidad.

A través de las distintas áreas del comportamiento humano (afectiva, intelectual y social), logramos formar en el alumno el perfil del conductor político, el niño empresario y el ciudadano del mundo.

Un conductor político de su realidad individual y social. Buscamos que el educando tienda a ser protagonista de sus decisiones, de sus pensamientos, y de sus relaciones sociales.

Pero además de liderarse, debe formarse como dirigente para que aprenda a conducir actividades en relación a su entorno social alcanzado eficientemente la meta deseada. El alumno logrará ser un buen conductor en la medida en que logre planificar sus metas en relación con sus ideales, pero concretándolas en base a sus posibilidades.

Un ciudadano del mundo porque en la formación que va adquiriendo, el educando asimila conductas y hábitos de vida democrática. Aprende a respetarse y a respetar a los demás, educando su libertad, su capacidad de diálogo, de solidaridad y de compañerismo.

Pero bien sabemos, que ya el mundo se está presentando para todos como una «gran aldea». Permanentemente nos relacionamos con el mundo: en el juego, en la música, en la literatura, en la moda, en la comida. Los avances tecnológicos acortan los espacios. Ya el mundo es nuestra referencia, es nuestra competencia, es nuestro espejo para crecer.

Un niño empresario; siempre el niño nos deja el mensaje de creatividad, amor, afecto, transparencia, características que debemos inculcar durante todas las etapas del aprendizaje y de la vida.

Con ésta cara afectiva, el educando está dispuesto a emprender proyectos, ideas, metas, objetivos, actividades.

El formarse como emprendedor - o sea como empresario de proyectos - implica desempeñarse, administrando su tiempo, resolviendo adecuadamente los problemas que se presenten, conduciéndose por objetivos claros y previendo los límites. para alcanzar el éxito de la labor emprendida.

Este perfil del alumno se completa en tanto que basemos la formación en VALORES DE AMOR - ORDEN -TESTIMONIO - HONOR - DISCIPLINA – EXCELENCIA – EFICIENCIA – AUTOCRITICA – JUSTICIA – AUTOCONOCIMIENTO –VOLUNTAD – AUTOESTIMA – SOLIDARIDAD – RESPONSABILIDAD – CREATIVIDAD – ESPIRITU DE SACRIFICIO – PERSEVERANCIA para que puedan encontrar a lo largo de la vida el camino de la Libertad y la Felicidad.

¿De qué modo? Priorizando: la vivencia de experiencias áulicas y extraescolares en las que los alumnos deben poner en práctica sus potencialidades, capacidades y habilidades creativas.

La investigación personal cotidiana que le permita acceder a la información para que a partir de ella puedan debatir y cuestionar, llegando a una postura personal, superadora y cambiante de la realidad en cada momento de su vida. El crecimiento en los avances tecnológicos de la época, a través del manejo de la computación y robótica y de estructuras idiomáticas - inglés, francés, italiano – que le permiten interrelacionarse con otros grupos humanos y sociales para integrarse en el mundo. El emprendimiento de prácticas “laborales y empresarias” en la escuela, desde la niñez, que inserten al alumno en el ámbito del trabajo y de la producción, cuando sea adolescente.


Colegio Juan Bautista Alberdi
Contacto
  • Gdor. Arias 3550, Castelar - Bs. As.
  • 4661-6986 / 4624-1167
  • alberdi@vaneduc.edu.ar